Telefono

POLVO DEL SAHARA DISMINUYÓ UN POCO

El polvo de Sahara dio ayer un respiro a la República Dominicana debido a que disminuyeron las partículas. La República Dominicana estuvo afectada por la polvareda lunes y martes, aunque ayer presentó una disminución y el cielo empezó a aclarar.

 

 

La Onamet informó que continuarán reduciéndose las concentraciones de polvo Sahariano sobre nuestro país, mientras que la presencia de una vaguada y el paso de una onda tropical, inducirán nublados desde horas matutinas acompañados de aguaceros dispersos y ocasionales tronadas sobre varios puntos de las regiones: nordeste, sureste, suroeste, la Cordillera Central y la zona fronteriza.

 

“Seguimos recomendando a toda la población, evitar exponerse a la radiación solar por tiempo prolongado durante las 11:00 de la mañana hasta las 4:00 de la tarde. Además, para mitigar el calor provocado por las altas temperaturas, debemos ingerir suficientes líquidos y vestir ropas ligeras de colores claros”, explica el boletín meteorológico de la Onamet.

 

Pocas Lluvias

 

La permanencia de concentraciones más bajas de polvo Sahariano continuará limitando la ocurrencia de lluvias importantes sobre nuestro país.

 

No obstante, Meteorología afirmó que la presencia de la vaguada en varios niveles de tropósfera, producirá un ligero aumento de la humedad e inestabilidad sobre nuestro territorio.

 

El organismo pronosticó que se prevén algunos nublados con chubascos dispersos y aisladas tronadas hacia localidades de las regiones: nordeste, este, litoral costero Caribeño, así como, la Cordillera Central y la zona fronteriza.

 

En el país se mantiene el déficit pluviométrico desde hace varios meses, por lo que Onamet exhortó a hacer uso racional del agua.

 

Polvo del Sahara afecta el Caribe y Centroamérica

Ayer, el Polvo del Sahara fue visible en la Habana, capital de Cuba, y comenzó a cubrir extensas áreas de El Salvador, Guatemala y otras naciones centroamericanas, en tanto llegó a Cancún, en el estado mexicano de Quintana Roo. Se observó en varios países del Caribe y Centroamérica, visible como una densa bruma de más de seis mil 500 kilómetros de diámetro.

: